jueves, 28 de enero de 2016

casa de poetas


¿Ves la saliva de ese dios?
esa es tu lava
¿Siempre dispuesta a hundirse?
esa es tu casa
aunque te cuelgue de la rama más flaca
y te deje así, retorciéndote
bajo la sombra del mundo
abriéndote como un leño
por el hacha dulce de sus gestos
esa es la furia y su mala manera de cruzar
nuestro destino
eso que se hunde a plena luz del día
eso que camina frente al paso de los trenes
la humareda que avanza hacia el panal
la miel dulce e indigesta
dispuesta a manchar tu tarea y tu sonrisa
Todo lo que ignoramos de esa casa
siempre estuvo aquí
fue nuestra ropa y nuestros jabones
fue nuestro engaño
y lo que no derribaste por temor o idiotez
al final
se liberó de su dificultad
se acomodó para traicionarte
Somos presas de una música compuesta
por depredadores
animales que penden de un mal dios
Sonrisas manchadas por la miel del engaño
cabeza y  postura erguida ante el engaño
Somos ramas flacas donde se enrosca una serpiente,
narcótica serpiente de la fatalidad
Casa que se hunde
Humareda que avanza 
Saliva de un dios
que gotea sobre el mar
somos malas maneras de cruzar y derramarse
entrañas jóvenes abiertas por el hacha del poema
¿ves la saliva de ese dios?
Esa es tu lava
¿Siempre dispuesta a hundirse?
Esa es tu casa
y lo que se libera de su dificultad
y se acomoda para traicionarte
La serpiente dispuesta
a estrangular nuestro destino.











domingo, 24 de enero de 2016

sí, he asumido el final




Alguien llegó, almorzamos.
comió con gusto
bebió de un vaso donde flotaba
el cabello negro del invierno
contempló mis fotos
la protección del ausente
que es pura crueldad
luego se estiró en la colcha  que tejí
como una red maldita

sus rombos tienen un vacío  semejante
a la poda de eucaliptos
a la vajilla finísima de un loco
al frío colchón de un evacuado

también fuimos cielo de promesas
la armoniosa combinación de unas prendas
Seda natural pintada a mano.

pero hubo un giro en los acontecimientos
un relamer de labios
la estampida de un oso

amordazamos el ángel
y en los muebles el polvo se pegó
como una antigua ternura

me hundí llena de barro en la nieve

dancé
colgada al revés como un murciélago 
Four you own Benefit de Philip Glass



Sí, he asumido el final
como se prepara la gallina que se crió de pequeña
previniendo que sea
una nube fulminante, una tajada
ni nervios de punta 
ni piedades astutas

un tejido maldito
la colcha en que se estiró
como dormido.



son días de cinismo

Son días de cinismo las mujeres mueren a manos de un oscuro propietario los ancianos albergan niños roncos y perdidos el agua pasa los t...